reproduccion_asistida

Reproducción asistida: una tendencia al alza en México

Son varios los factores que explican la tendencia, pero el más importante es que se ha convertido en una muy buena posibilidad para que las parejas puedan lograr el sueño de tener una familia.

Cada vez son más los mexicanos que acuden a la ayuda de la reproducción asistidas para ser padres y formar una familia. En los últimos diez años el porcentaje de parejas que escogen este camino ha tenido un aumento sostenido. Frente a esto también se han creado más clínicas IVI de fertilidad en México.
Aquí la dirección de su clínica en Guadalajara:
Las razones detrás de que una pareja no logre conseguir la etapa de gestación son varias, según se ha investigado desde hace años. Diversas investigaciones en la materia determinan que cerca el 30% de los casos se debe a problemas de fertilidad en la pareja. Este porcentaje es el mismo para las causas de infertilidad femenina y masculina. Mientras que un 25% de los casos de infertilidad la causa es compartida, es decir, mixta. Hay también un 15% que responde a causas hasta ahora desconocidas.
Debido a estas diferentes razones los mexicanos han comenzado a optar, cada vez más, por las técnicas de reproducción asistida como una opción para poder formar familia.
Se estima que en la actualidad hay más de 60 clínicas de fertilidad y centros reproductivos a lo que se suman los hospitales y clínicas que también ofrecen este servicio. Ahora bien, al analizar la tendencia que ha llevado a las parejas a optar por este camino, las razones que lo originan son varias. Por una parte está el avance tecnológico de la medicina en los últimos años, el que se mezcla con la formación de mayor calidad de los especialistas en la materia. Ambos factores combinados han logrado que las probabilidades de éxito para conseguir el embarazo hayan aumentado. A este factor se suma que con el desarrollo tecnológico también se ha producido una notoria caída en el costo total del servicio, lo que lo ha hecho más accesible para muchas parejas.
El tercer factor es de carácter sociocultural y está relacionado con una proceso de aceptación del tema a nivel de sociedad. Anteriormente solían existir ciertos miedos de las parejas a iniciar el proceso ante el posible juicio social. Sin embargo en los últimos años se ha roto esa barrera de ignorancia y el tema es abiertamente aceptado a nivel de sociedad por lo que la las parejas y la sociedad ya no tienen prejuicios ni miedos relativos al tema.

Deja un comentario