navegar_barco_proteccion_sol

Protegerse del sol en el mar

El sol aunque es uno de nuestros mayores amigos en verano puede convertirse rápidamente en un enemigo muy peligroso. Tener un buen cuidado del sol es imprescindible para poder disfrutar al cien por cien de nuestras vacaciones en barco.

El reflejo de la luz solar en el agua es muchísimo más potente ya que se multiplica el efecto de las radiaciones ya no sólo en la piel, sino que también sucede en la vista. Cabe mencionar que no todas las personas aguantan las radiaciones solares de igual manera por lo que debemos de tener en cuenta como lo aguantamos nosotros para saber cómo tenemos que cuidarnos.

Independientemente de cuál sea nuestra resistencia al sol hay que tener muy presente que son numerosos los estudios que han afirmado que hay una relación directa entre las horas de sol que tomamos sin una buena protección y el riesgo de sufrir cáncer de piel. Por lo que, aunque aparentemente parezca que somos muy resistentes al sol todas las personas debemos de cuidarnos y protegernos.

Esto no es algo nuevo para los viejos “lobos de mar”, pero para los que no navegan habitualmente (han sido invitados a una embarcación o han decidido alquilar un barco) los consejos que aquí detallamos pueden resultar de vital importancia.

Consejos para protegerse del sol

Simplemente con algunas recomendaciones y pautas podremos disfrutar del sol en el mar sin tener que preocuparnos después. Uno de los consejos más importantes es evitar exponerse al sol en las horas más centrales del día. Debemos evitar exponernos al sol sin protección entre el mediodía y las tres de la tarde ya que en este periodo de tiempo los rayos de sol caen directamente. Por lo que si estamos navegando en alta mar en durante esas horas será esencial que nos pongamos protector solar y si es posible que nos resguardemos a la sombra.

La crema con filtro solar debe aplicarse siempre 30 minutos antes de tomar el sol ya que sino su efecto no es el mismo. Debemos tener presente que los niños y niñas son mucho más sensibles que los adultos por lo que os recomendamos que con ellos uséis un protector especial.  La crema se debe aplicar cada dos horas aproximadamente, además, si nos hemos dado un chapuzón tendremos que volver a aplicar crema aunque no hayan pasado las dos horas.

gafas_sol_barco

Al igual que protegemos la piel también tenemos que proteger los ojos. Las gafas de sol son esenciales para que no tengamos daños ni en la córnea ni en la retina. Es imprescindible que cuando nos compremos unas gafas de sol comprobemos que en la etiqueta menciona que tiene una absorción de rayos ultravioleta hasta 400nm ya que esto es lo que protegerá a nuestros ojos del sol.

Por otro lado, si vamos a estar en el barco de alquiler muchas horas con un sol directo sobre nuestras cabezas es aconsejable que llevemos un sombrero o una gorra. Es más recomendable el sombrero ya que aparte de proteger la nariz, la frente y la cabeza también protege las orejas y el cuello.

Con estos consejos nuestro cuerpo ya estará totalmente protegido del sol, pero al estar bajo tanto calor durante tanto tiempo otro de los problemas a tener en cuenta es la deshidratación. Para evitar la deshidratación, las jaquecas y los mareos son indispensable que nos hidratemos continuamente. Por lo que deberemos beber líquidos en abundancia, zumos y agua sobre todo ya que las bebidas alcohólicas no ayudan a la hidratación.

En nuestras vacaciones navegando en barco no hay duda de que siempre buscamos el sol, pero debemos tener en cuenta que hay que saber buscarlo. Mientras lo busquemos con protección y conocimiento podremos disfrutar de él todo lo que queramos sin tener ningún problema futuro.

Deja un comentario