Dietas: ¿Por qué no adelgazo?

Una de las mayores frustraciones de las personas que se ponen a dieta es ver cómo no logran su objetivo de perder peso. Existen problemas, por ejemplo, de tiroides que pueden impedir que la persona no adelgace como quisiera. Pero lo más habitual para no obtener resultados es ponerse a dieta sin supervisión médica.

Los fallos más comunes en las dietas

Cuando nos ponemos a dieta solemos hacerlo en un momento de desesperación en el cual no estudiamos bien la situación. Perder los kilos cogidos en Navidad, la operación bikini, entrar en el vestido de boda, etc.

Empezar un régimen con prisas no es nada bueno porque nos llevará a cometer errores que solo harán retrasar la pérdida de kilos:

  1. Comer poco: Adelgazar no se consigue comiendo poco. Se consigue comiendo bien. Si comemos poco le estamos dando al organismo la orden de que reserve energía porque hay carencia de comida. El metabolismo se ralentiza para no consumir mucho y se corre el riesgo incluso de coger kilos con cualquier alteración del régimen.
  2. Saltarse comidas: Es otro de los errores más frecuentes a la hora de perder peso. Creer que por no comer podremos cenar más cantidad es un ejemplo. Saltarse una comida no sólo no adelgaza, sino que además puede perjudicar a la salud y retener un efecto rebote: al saltarse una comida, nuestros niveles de glucosa se desestabilizan y pueden ocasionar que comamos mucho más la próxima vez.
  3. Las dietas milagro: Los milagros no existen y muchos menos en lo que adelgazar se refiere. Perder kilos en muy poco tiempo no es nada saludable. Además, hace que se coja el doble de peso una vez que se abandone la dieta. Lo más aconsejable es realizarse una analítica y acudir al especialista con los resultados. Él sabrá determinar qué comidas te ayudarán a adelgazar sin poner en riesgo tu salud.
  4. Contar mal las calorías: Para perder peso hay que consumir más calorías de las que se ingieren. Hazte con una tabla de calorías por alimento y acompaña tu dieta con ejercicio para quemar la energía.

Los problemas del hipotiroidismo

Padecer de tiroides lenta puede ser un motivo para no perder peso. El hipotiroidismo hace que el metabolismo sea más lento, pero no por eso convierte la tarea de adelgazar en un imposible.

Si quieres adelgazar y posees una glándula tiroidea lenta has de saber que, en la medida de lo posible, tendrás que evitar comer:

  • Coles de Bruselas, coliflor o brócoli.
  • Rábanos.
  • Apio.
  • Maíz.
  • Nabo.
  • Soja.
  • Cacahuetes.
  • Aguacate.
  • Naranja.
  • Higo.
  • Melón.

Estos alimentos no se recomiendan porque contienen bociógenos, es decir, un compuesto químico que bloquea la absorción del yodo y, por tanto, impide el correcto funcionamiento de la tiroides.

Nadie dijo que adelgazar fuese fácil. Se trata de un proceso lento y trabajoso, pero con muchos beneficios para la salud. No te dejes vencer por el desánimo y apóyate siempre en la ayuda de los especialistas en nutrición.

Deja un comentario