El acné adulto

Todos sabemos lo que es tener granitos en nuestra época adolescente. El problema llega cuando el acné aparece de adultos. Vivir una segunda juventud no está nada mal, pero en cuestión de la piel no es nada agradable. ¿Qué causas pueden provocar el acné adulto?

Los motivos del acné adulto

El acné, es una afección de la piel siempre asociada a la pubertad que afecta a uno de cada cuatro jóvenes de entre 19 y 24 años. No obstante, este problema es cada día más frecuente entre la población adulta. De hecho, el 30% de las mujeres de más de 25 años la padece. La causas pueden ser varias:

  • El estrés y la ansiedad.
  • El tabaco.
  • El uso de cosméticos comedogénicos.
  • La mala alimentación.
  • Los cambios hormonales pueden originar este problema.
  • También el factor genético explicaría la transmisión de la enfermedad de padres a hijos.

El acné adulto es una afección más resistente y que requiere de un tratamiento más intenso. El acné suele alterar en gran medida la calidad de vida debido a la aparición de lesiones inflamatorias, nódulos y quistes que interfieren en las actividades diarias. 

Cómo prevenir o curar el acné adulto

Todas los problemas dermatológicos empiezan a tratarse mediante un buen cuidado de la piel. Mantén tu cara limpia a base de agua tibia y un jabón facial suave. Nunca frotes tu cara con agresividad porque producirás mucho más exceso de grasa. Hazlo a base de movimientos circulares. Otras pautas para tener una piel sana y sin acné son:

Hidratar la piel

Es la única forma de mantener el equilibrio de agua en nuestra piel. Además, muchos cosméticos resecan mucho la epidermis por lo que es necesario darle la hidratación diaria que necesita.

Productos para el acné

Se ha comprobado que el tratamiento tópico a base de peróxido de benzoílo mejora notablemente la piel grasa. No necesita receta médica y ayuda con la lucha contra el acné. Este tipo de cremas o geles combaten las bacterias y restauran la piel gracias a su efecto secado. Siempre es importante probar los productos en una zona para evitar alergias o efectos secundarios que lo empeoren.

Buena alimentación

Somos lo que comemos. Alimentar correctamente nuestra piel es parte del proceso de curación del acné adulto. Es fundamental evitar alimentos tales como el chocolate, la comida picante, las grasas industriales y saturadas, el queso, los frutos secos, la comida basura, el sushi y los productos con lactosa.

El ejercicio diario para eliminar el estrés, la relajación, el yoga, una buena dieta y un tratamiento adecuado basado en una piel limpia son los pasos para conseguir acabar con el dichoso acné en la época adulta. Muchas personas siguen pensando que el acné adulto no tiene curación. Se equivocan. Los expertos demuestran todo lo contrario. Si el problema se agrava en el tiempo lo mejor es acudir a un dermatólogo para que estudie tu caso en particular y encuentre así, la mejor solución para tu piel.

Espinillas y otros tipos de acné

espinillas

El acné es un término combinado que se utiliza para describir una serie de afecciones de la piel, como puntos negros, manchas, bultos, y espinillas. Los adolescentes y los adultos pueden tener acné. El Estrés, la actividad hormonal, bacterias, esteroides, y la hiperactividad de las glándulas puede causar acné.

Leer más