Síndrome de Cotard

Síndrome de Cotard: cuando crees que estás muerto

El Síndrome de Cotard es una rara enfermedad mental. El sujeto que la padece cree que su cuerpo y su mente se encuentran en diferentes planos de la realidad. Por lo tanto, percibe el primero como algo extraño, que no existe.

Este trastorno se manifiesta de distintas maneras. En sus formas más complejas, los afectados creen que están muertos o descomponiéndose. Pero este síndrome tiene otros tipos de negación delirante.

Algunas personas tienen la sensación de que son incapaces de morir. También pueden coexistir ambos delirios (y en estos casos no necesitan nutrirse, ya que están muertos o son inmortales).

Otros afectados piensan que sus órganos están paralizados y no funcionan. O que carecen de dichos órganos, sangre y otras partes de su cuerpo.

Asimismo, pueden sufrir alucinaciones olfativas –como olor a putrefacción- o sentir gusanos debajo de su piel.

Pensamiento delirante

Esta serie de creencias constituyen un delirio. Es decir: un pensamiento que se apoya en fundamentos inadecuados que no pueden ser rebatidos con evidencias.

Si una persona con Síndrome de Cotard afirma que no tiene órganos internos, no dejará de creerlo. Mantendrá su pensamiento delirante aunque le muestren pruebas de lo contrario, como una radiografía. Por ello, no es posible corregirlo demostrando su imposibilidad.

El nombre del Síndrome de Cotard proviene de Jules Cotard. A finales del siglo XIX, este neurólogo francés describió uno de sus casos con el nombre de Síndrome de Negación.

Se trataba de una mujer que pensaba que estaba muerta y que tenía sus órganos internos podridos. Desde entonces, 1880, se ha avanzado poco en la investigación de uno de los trastornos mentales más desconocidos.

Causas del Síndrome de Cotard

El síndrome de Cotard se desencadena en condiciones psiquiátricas o neurológicas diferentes.

Hay pacientes con esquizofrenia, depresión psicótica, Parkinson y enfermedades o infecciones cerebrales que lo padecen. Aunque la mayoría de estos enfermos no van a desarrollarlo.

No obstante, aún no se sabe a ciencia cierta qué provoca el Síndrome de Cotard. Las causas podrían estar en el mal funcionamiento de algunas estructuras cerebrales. En concreto, de la parte del encéfalo vinculada al procesamiento de las emociones: el sistema límbico.

En cualquier caso, el también denominado delirio nihilista y la coexistencia de creencias contradictorias provocan un nivel de sufrimiento muy alto en los pacientes.

A esto hay que sumar que los afectados no son capaces de iniciar y mantener relaciones sociales con otras personas.

Además, la negación de la propia existencia o la de sus órganos puede desencadenar actos de violencia como la mutilación o el suicidio.

Tratamiento

En la actualidad no existe un tratamiento específico para el Síndrome de Cotard. Aunque, evidentemente, en primer lugar se ataja la enfermedad de base. Si hay alguna infección o Parkinson, por ejemplo, es lo primero que hay que controlar.

La terapia habitual consiste en medicación antipsicótica y antidepresiva para tratar los síntomas psicóticos y de la depresión subyacente.

Si el delirio no remite, el tratamiento más efectivo es la terapia electroconvulsiva. Ésta se administra actualmente de manera controlada y segura, con elevadas tasas de éxito.

 

Deja un comentario