estimulacion_cognitiva_alzheimer

Ejercicios de estimulación cognitiva para paliar los efectos del Alzheimer

Seguro que alguna vez has escuchado la expresión “el cerebro es un músculo más y también hay que entrenarlo“. Obviando el hecho de que el cerebro no es un músculo, esa afirmación contiene una gran verdad: nuestras funciones mentales y nuestra capacidad cerebral pueden ejercitarse para adquirirlas o mejorarlas. En el caso de pacientes con Alzheimer, se ha demostrado que ejercitar el cerebro ayuda a ralentizar el deterioro. Pero ¿qué tipo de ejercicios son los adecuados?

En este blog ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el Alzheimer, una enfermedad mental degenerativa que conlleva un deterioro en las facultades psíquicas de la persona. Como la mayoría de las demencias, las capacidades que se pierden no pueden volver a recuperarse nunca más. Sin embargo, sí que se puede frenar o al menos paliar el avance de la degeneración y los efectos de la misma.

Las actividades de estimulación cognitiva, por otro lado beneficiosas para cualquier persona, son especialmente útiles para los cuidadores de enfermos de Alzheimer. El simple hecho de pedirle al enfermo que nos hable de su programa de televisión favorito, que recuerde algún acontecimiento pasado o que nos cuente cómo cocina un determinado plato ya constituye en sí un ejercicio que sin duda estimulará su mente.

Dependiendo del estadío de la enfermedad, se pueden realizar otras tareas más complejas como contar dinero, repasar lazos familiares o preguntar sobre fechas señaladas del calendario.

En esta página podemos encontrar muchos más ejemplos de ejercicios de estimulacion cognitiva para Alzheimer.

puzzle-actividades-cognitivas

En general, es muy importante mantener nuestro cerebro activo durante todas las etapas de la vida. Eso, por desgracia, no nos volverá inmunes contra las enfermedades mentales, pero sí que nos ayudará a combatir sus devastadores efectos durante más tiempo. Además, en el caso de personas que ya han desarrollado la enfermedad, la estimulación cognitiva se convierte en una poderosa arma para frenar en medida de lo posible la aparición de nuevos síntomas.

¡A entrenar tu cerebro!

Deja un comentario