Si eres celíaco, ¡tú también puedes ponerte las botas!

Si eres celíaco, ¡tú también puedes ponerte las botas!

Las festividades de toda clase, ya sean cumpleaños, aniversarios, o las pasadas navidades, siempre se relacionan con grandes comilonas en familia. Excesos que se pueden permitir de forma puntual, si bien es cierto que existe un colectivo que encuentra especiales problemas en el menú de esos días.

Se trata de las personas celíacas, para los cuales fechas como estas pueden traerles auténticos quebraderos de cabeza. Ver pasar platos y postres tan apetitosos sin poder tomarlos desde luego no resulta nada agradable, por lo cual hace ya muchos años que se viene trabajando en la solución a este problema.

 

El celíaco debe reservarse su parte primero

Y es que afortunadamente, hoy día existen gran cantidad de productos fabricados sin gluten, de manera que la celiaquía no tiene que suponer un impedimento para disfrutar de una buena comida. A día de hoy una persona afectada por esta enfermedad puede disfrutar de una cerveza sin gluten bien fría sin preocupación alguna.

Con independencia de la existencia de estos productos, los expertos apuntan a una serie de pautas que permiten a los celíacos disfrutar del menú en unos días tan especiales como estos. Uno de ellos consiste en reservarse los aperitivos antes que el resto, ya que esto permite evitar contaminaciones. Evidentemente, antes que nada hay que asegurarse de que en efecto se trata de alimentos sin gluten, pero también conviene ser el primero en la comida.

pan_sin_gluten

¡Nada como hacer tú mismo tu pan sin gluten en casa!

Conviene también llevar especial cuidado con el pan y las migas de este alimento, concienciando a los familiares de que este ingrediente debe pasarse con cuidado, y no por encima de la zona del celíaco. Existen panaderías especializadas que crean pan sin gluten, pero si es el propio celíaco quien hace el pan, puede sorprender gratamente a sus familiares con su sabor.

Nunca está de más recordar a los familiares que se es celíaco, sobre todo cuando se es invitado por uno al que no se visita tan habitualmente. Son muchos los ingredientes sin gluten que presentan prácticamente las mismas características organolépticas, los cuales se pueden comprar en tiendas especializadas.

 

¡Mucho cuidado con los productos a granel!

Más atención aún se debe prestar a los productos a granel, los cuales pueden resultar más peligrosos. Por ejemplo los frutos secos, que pueden contener trazas. Lo mejor es comprar estos productos envasados, y que se indique claramente que no contienen gluten en su composición.

Cuando es el propio celíaco el que tiene que aportar su granito de arena al menú, la mejor opción son los postres, teniendo en cuenta que no es fácil encontrar un postre navideño que no tenga gluten. De esta forma se ponen las cosas más fáciles al resto de familiares, y se puede disfrutar de dicho postre con total tranquilidad.

 

Restaurantes que te permiten comer sin gluten

Finalmente, cuando la opción escogida es ir a comer a un restaurante, es el propio celíaco quien debe hacer la elección, ya que este se encargará de asegurarse de que se trata de un lugar seguro en el que comer.

Deja un comentario