Aleja el estrés en Navidad

La Navidad no es una época feliz para todo el mundo. Según dejamos de ser niños cada vez son más las personas que ya no están a nuestro lado. Eso unido al estrés de hacer cenas y comidas, comprar regalos, así como estar a la altura de esta época tan entrañable añaden mucha más presión si cabe.

Consejos para una Navidad tranquila

Una de cada cinco mujeres considera estas fiestas como la época del año más estresante. Los motivos principales son:

  1. Los gastos excesivos: No todas las familias pueden soportar el consumo habitual de las navidades. Esto supone en ocasiones pena y tristeza por no poder dar a los tuyos lo que se merecen en estas fechas.
  2. La presión de los preparativos: Reunir a la familia, preparar la comida, acertar con cada uno de los regalos y estar pendiente de cualquier detalle, etc. Hace que las mujeres generen más ansiedad y estrés de lo necesario.
  3. Trastornos del sueño: Durante la temporada navideña y hasta la celebración de Año Nuevo las personas duermen un promedio 21 horas menos. Solamente el 45% de la población alcanzaría a dormir solo 5 horas al día, y son principalmente mujeres.
  4. El esfuerzo: El 85 % de las mujeres piensan que la familia no valora el trabajo y esfuerzo que se aporta en cada uno de los preparativos. Este punto favorece el estrés y la ansiedad navideñas.
  5. Los niños: A todo el trabajo que supone organizar una Navidad perfecta hay que añadirle la responsabilidad de cuidar a los niños durante sus vacaciones navideñas.

Los conflictos familiares

Aunque estas fechas supuestamente son para la paz y la felicidad, los conflictos familiares abundan estos días. Para tener unas fiestas tranquilas es aconsejable:

  • Evitar hablar de política, fútbol o de problemas familiares durante las cenas, así como tratar de no generar discusiones o tensiones innecesarias y pasar la noche juzgando o criticando a los demás.
  • Poner límites, lleguen a acuerdos. Por ejemplo, si se reúnen varias familias, que cada familia lleve un platillo para la cena. Prioricen sus necesidades y comuníquense.
  • Nadie debe sobrecargarse de responsabilidades y todo mundo tiene derecho a pedir ayuda si la necesita.
  • Respeta la relación de tu pareja con su propia familia y no la compares con la tuya ni con ninguna otra. Además, tampoco es necesario que tú estés presente en todo momento.

Cómo no estresarte en Navidad

Tomarse las cosas con calma es el mejor consejo para aquellas personas que toman las riendas durante toda la Navidad. Organizarse bien, no tener miedo a las críticas, delegar en los demás, aprender a decir no,  y pedir ayuda nos permitirán tener unas fiestas tranquilas.

No dejes todo para el último momento. Eso hará que te estreses más. Desmitificar la Navidad también es muy importante para estar más relajados en estos días. Cada familia celebra la época a su manera. No es tan importante lo qué se va a comer y cenar como la compañía que vamos a tener en torno a la mesa. No intentes tener lo que no puedes pagar. Tu Navidad son tus sentimientos no tu dinero.

Deja un comentario